Cuando aún nos queda el buen sabor de boca de God Eater Resurrection, llega a nuestras manos su secuela, God Eater 2: Rage Burst. ¿Es una continuación a la altura? Descúbrelo en nuestro análisis.

Argumento

Es 2074, los Aragamis has destruido la Tierra, confinando al resto de los humanos en ciudades-fortalezas para tratar de sobrevivir con ayuda de pequeños grupos de guerreros, conocidos como God Eaters.

Una nueva pandemia ha surgido por culpa de la Lluvia Carmesí, así que tenemos que investigar y detener toda amenaza; con esa premisa somos reclutados por la División de Fuerzas Especiales Sangre, una escuadra de élite donde están los mejores God Eaters, siendo ellos los únicos que pueden llevar a cabo campañas de eliminación a gran escala. Por cuestiones del destino, una habilidad llamada “Sangre” nos hace despertar poderes únicos a la hora de enfrentarnos a los Aragamis, y también nos hace inmunes a las ondas de resonancia de una nueva clase de bestia divina que ha surgido: los psiónicos

CruhbDkXYAA5aIT.jpg

La doctora Rachel es la responsable de la formación de la División Sangre, y junto con su hermana la doctora Leah, son las jefas de los departamentos mas importantes de la base móvil de la División Sangre. Ambas hermanas se muestran gentiles en un principio, pero luego se cubren de un manto de misterio e intriga, con conspiraciones políticas que le dan un sabor de profundidad a la historia.

Nuestra base móvil es capaz de recorrer grandes distancias ya que cuenta con autonomía propia, y sin ningún rumbo fijo somos notificados de que debemos prestar apoyo a la 1ra División del Extremo Oriente, así emprendemos el viaje -que no estará exento de problemas-. Durante ese tiempo aprovechamos para conocer a los nuevos miembros, y se noes muestra un pequeño atisbo de las historias que llevan consigo.

CruiYVtWgAELKzW.jpg

No lo mencioné antes, pero han pasado tres años desde los eventos de God Eater Resurrection, así que al llegar a nuestro destino nos topamos con algunos de nuestros compañeros del juego anterior, así que juntao a ellos deberás de arreglar el desastre que la Lluvia Carmesí ha dejado. La doctora Rachel confía en que ésta es una buena oportunidad para probar una nueva arma que podría terminar de una vez por todas la lucha contra los Aragamis.

¿Qué aventuras y misterios nos aguardan en los viejos muros de la 1ra División del Extremo Oriente? Eso lo descubrirán ustedes, porque aunque parezca mucho lo que les conté, a decir verdad todo eso ocurre en las primeras horas del juego.

Jugabilidad

Personalización

Luego de elegir el nombre y género del personaje, dispondremos de 32 peinados (en un principio); algunos no varían mucho entre sí y la mayoría ya los vimos en la anterior entrega, pero aún así son suficientes para poder personalizar a nuestro héroe a nuestro entero gusto. También habrá una gran cantidad de caras y ojos de variados tipos y diseños, formas y colores, además del color de piel.

Está claro que el título no cuenta con la personalización que nos ofrecía el gran Freedom Wars, o Phantasy Star Nova, donde podías alterar todas y cada una de las partes del cuerpo, pero donde el juego lo compensa es en la cantidad insana de vestimenta, divididas en superior e inferior, y ofreciendo una cantidad de combinaciones abrumadora. Algunas ropas se pueden comprar directamente, pero la mayoría se irán desbloqueando conforme avancemos en la historia principal, pudiendo ser adquiridas con dinero del propio juego y con materiales que suelten los enemigos. Seguro pasarás mucho tiempo buscando ese material para poder vestir a tu personaje a tu gusto antes de ir de caza.

CruhUPNWcAA0rAI.jpg

Adornos de pelo tales como pinches, cintas o gorros, estarán disponibles en la terminal nada más empezar, así como vendas, tatuajes en la cara y algunas clases de lentes.

Como también lo hacía Soul Sacrifice Delta, dichas vestimentas y accesorios solo son mejoras visuales, y no suponen ningún beneficio para tu personaje.

El juego

God Eater 2: Rage Burst debe tener el mejor y más fluido sistema de combate que haya probado jamás en un juego de caza, pues ya atrás quedó esa sensación de pesadez de movimiento que te daban los Monster Hunter de PSP. El juego bajo análisis tiene una velocidad de movimiento del personaje pasmosa, y eso es bueno y malo, porque si no mejoras la recuperación de energía o el gasto de la misma (con habilidades), pronto terminaremos exhaustos y a merced de los Aragamis.

Disponemos de 3 armas principales: un arma de ataque cuerpo a cuerpo, un arma de fuego y un escudo, todo al alcance de un botón, y es aquí donde el juego de vuelve muy sólido y original al mostrar todo su potencial. Un punto fuerte de GE2 son las armas y habilidades, las cuales existen de todo tipo para así poder formar al guerrero que mas se acomode a tu forma de juego; toma tiempo, pero se puede.

Cruh9wfXYAIy-wT.jpg

Las armas cuerpo a cuerpo son:

  • Espada corta.
  • Espada larga.
  • Espadón.
  • Guaraña.
  • Lanza.
  • Martillo

Las armas de fuego son:

  • Escopeta.
  • Francotirador.
  • Rifle de asalto.
  • Rifle de explosión.

A su vez cada arma tiene el atributo de daño cortante, perforante o aplastante, cada uno orientado a un tipo de enemigo en específico, cosa que facilita su caza, pero no es del todo imprescindible.

Cada arma viene de base con un paquete de habilidades que irá aumentando conforme reunamos los materiales y la historia nos deje subir las armas de nivel, es así como el paquete “Instinto de Supervivencia” cuenta con 3 habilidades, e “Instinto de Supervivencia V” cuenta con 4. Las habilidades las obtendremos con armas legendarias olvidadas o a modo de recompensas después de cada misión.

CruiO-9XgAA--q4.jpg

Si jugaste o estás jugando God Eater Resurrection, habrás notado que algunos de tus compañeros tenían ataques o habilidades que tu no podías obtener, pues en God Eater 2: Rage Burst las artes de sangre cambian eso. Las Artes de Sangre son habilidades únicas de cada personaje, y responden en función del arma que ocupes. Se irán desbloqueando conforme ganes experiencia al más puro estilo de los JRPG; algunas incrementan un golpe más a los combos, otras generan elementos que dañan a los enemigos a distancia o también una especie de ataque final. Poco a poco irás desbloqueándolas todas, lo cual supone bastante tiempo, ya que son 10 clases para cada tipo de arma, y de esas clases algunas tienen 2 o 3 ataques… y cada ataque 3 o 4 niveles.

El juego también cuenta con un editor de balas, y dicho editor te permite asigniar un valor de consumo de Puntos de Oráculo (PO), y según eso asignar el daño que puede ser normal o elemental. También puedes modificar la trayectoria de la bala e incluso crear una bala que gire a tu alrededor para formar una especie de escudo, además puedes crear balas sangre, con habilidades especiales propias.

Una de las cosas que más me gustaron del juego es el disponer de apoyo en el combate, cosa que varía según el personaje que elijamos para darnos dicho apoyo. Por ejemplo, un personaje podrá retener a los enemigos durante los primeros 30 segundos de cada batalla, dejándolos a merced de nuestras vengativas armas.

Cruh49OXgAAlv8g.jpg

En este secuela el devorar enemigos no toma el mismo protagonismo que tenía en God Eater Resurrection, pero eso de alguna forma se compensa con las artes de sangre y habilidades de apoyo.

Algo curioso es que puedes jugar las historias paralelas de los demás personajes, esas historias consisten en misiones aparte de la trama principal. Todo eso profundiza en la evolución de cada miembro de tu equipo, pero no solo eso, sino que al terminar esas misiones secundarias obtendremos un botín muy jugoso.

Gráficos y música

God Eater 2: Rage Burst luce mejor que su antecesor, pero tampoco es para que hagamos una fiesta. Su interfaz se ve màs pulida y nítida, los bordes de sierra no son tan marcados como en Resurrection y el menú es simple y fácil de entender. Sin embargo, su origen como juego de PSP se sigue notando.

Pongámonos en contexto, God Eater 2: Rage Burst es la versión mejorada de God Eater 2 lanzada el 2013 para PSP y PS Vita, siendo la primera su consola nativa, al igual que la primera entrega, por eso no es raro percibir que el juego luce apenas mejor que otros juegos de la anterior generación de consolas portátiles como The 3rd Birthday o Dissidia Final Fantasy, que en su momento supusieron el tope de la calidad gráfica para un juego portátil. El port/remasterización de la versión de PS Vita cumple, pero queda a deber si recordamos a Toukiden: Age of Demons, que en su versión de PSP que tenía unos gráficos lamentables, mientras que en el port de PS Vita lucía increíble. God Eater 2: Rage Burst 2 es un juego de anterior generación, y se nota.

CruhMN7WIAAWo_y.jpg

Los escenarios tienen un tamaño aceptable, tendrás zonas abiertas donde poder combatir a gusto y otras más estrechas donde todo se volverá un caos. También disfrutaremos de vistas bonitas pero sin mucho detalle, muy poca flora y una inexistente fauna; algunos escenarios tendrán algo más de verde pero es solo pasto o melaza decorativa, aunque todo eso se entiende si tenemos en cuenta el contexto de la historia. El juego repite los escenarios de God Eater Resurrection y solo añade unos pocos:una academia, una tundra de hielo y poco más.

El juego no tiene pantallas de carga como Monster Hunter o Toukiden, y por lo mismo en el arranque tal vez tarde un poco más de lo que estamos acostumbrados, pero se agradece al momento de recorrer las zonas con total libertad. En algunas ocasiones las texturas se retrasan en la carga sobre todo en los muros de edificios grandes, y se pueden observar unos bordes de sierra en el horizonte del fondo; también están presentes las odiadas caídas de FPS, pero no es algo para alarmarse.

CruhuQYWgAAnAuf.jpg

En mi opinión todo lo anterior es perdonable viendo de donde vino el título, pero hay algo que me molesta mucho, y es la cantidad de basura y efectos especiales en pantalla; la vida, el PO, la energía, el minimapa y balas están bien, pero el medidor de furia, el multiplicador de críticos, los efectos de luces de los ataques de artes de sangre, las artes de sangre, el daño si el arma es elemental, luces, destellos, partículas… Incluso a veces ni podía notar dónde estaba mi personaje, y si a eso le sumas que el movimiento de la cámara no es el mejor del género, esto podría haber terminado muy mal.

La música esta mucho mejor aprovechada que en God Eater Resurrection, aunque repite casi la mayoría. Se añaden algunas melodías con toques épicos que realzan la batalla hasta con los enemigos mas simples (muy a lo Skyrim), pero realmente ninguna es muy pegajosa, todo lo contrario a Freedom Wars y Soul Sacrifice.

Factor divertido

Seré breve, el juego es muy  divertido y entretenido. Conforme vas avanzando en la historia sentirás como tu poder crece y te podrás enfrentar a oleadas de enemigos sin ningún problema. Los enemigos tienen variantes elementales que obedecen al mismo patrón de ataque, siendo por lo general algo complicados, aunque acabar con ellos fácilmente solo supone que estamos cerca de un jefe final de los capítulos y ese puede ser un combate muy duro si no vas bien preparado.

En mi partida de Resurrection tardé un poco mas de 100 horas en terminar las 3 historias del juego, y GE2: Rage Burst tiene una duración similar, aunque fácilmente se le podrían sumar unas 50 horas extras. Fuera de las misiones estándar de historia, tendremos las mismas pero con una dificultad elevada, también tendremos misiones extras y misiones GE2RG (como las misiones Pack Depredador de GE Resurrection) que tienen desafíos de tiempo y dificultad. Por si todo esto fuera poco, también tendremos las misiones de los compañeros, para ir desbloqueando nuevas habilidades de apoyo e ir resolviendo sus conflictos. ¿Quieres un juego de más de 100 horas? Entonces God Eater 2: Rage Burst es para ti.

Conclusión

God Eater 2: Rage Burst es el God Eater definitivo, un juego sólido, rejugable y muy completo; tan solo cambiar de arma y empezar a mejorarla supone horas de caza y diversión, pero claro, el juego tampoco es perfecto.

Es verdad que exprime y mejora lo mostrado en Resurrection, pero a veces siento como si se tratase de una expansión Kiwami o Delta que una secuela en toda regla, pues recicla muchos contenidos, armas, trajes, música, los escenarios e incluso la base. No añade ningún tipo de arma nueva, y no hay motivación para conseguir los trajes.

CruhfIPW8AAqIdT.jpg

El juego tiene una cantidad abrumadora de opciones para el combate que lo mantienen en lo alto, pero no innova mucho con respecto al anterior, y aunque el combate se sienta tan divertido como en su precuela, no se supera a sí mismo.

Desde luego que God Eater 2 Rage Burst te mantendrá muchas horas matando Aragamis y desenredando historias, porque no creo que sea un juego fácil de dejar o de olvidar. Sin embargo, el juego no ofrece muchos cambios o mejoras respecto a su predecesor, y eso no es necesariamente malo, porque God Eater Resurrection es un juegazo.

Pros:

  • Larga duración de juego.
  • Diferentes tipos de misiones.
  • Combate fluido y habilidades personalizables
  • Mejora casi todo lo mostrado en Resurrection.

Contras:

  • Es un juego de PSP y se nota.
  • Recicla escenarios, música, armasy enemigos..
  • HUD sobrecargado.

9/10

 

Ficha técnica:

Título: God Eater: 2 Rage Burst.
Desarrollador: Shift.
Editor: Bandai Namco.
Distribuidor: Bandai Namco.
Fecha de lanzamiento: 29/09/2016.
Idioma: Español.
Cross-buy: No.
Formato: Físico y digital.
Precio: $ 39,99.
Espacio requerido: 3.5 GB.
Tráiler: YouTube.
Web oficial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este juego ha sido analizado gracias a un código de descarga que fue proporcionado por Bandai Namco.

4 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s