El anime es un fenómeno cultural tan grande que actualmente es casi imposible nombrar algo referente a la cultura pop que no sea influenciado por él. Tanto es así, que los videojuegos no escapan de ello, muestra de eso es MeiQ: Labyrinth of Death, la última apuesta de  Idea Factory y Compile Heart que, junto a Trillion: God of Destruction (del cual pronto publicaremos su análisis), forman parte de su proyecto Makai Ichiban Kan (Number 1 House in Hell). En las siguientes líneas lo analizaremos para saber de qué va y si vale la pena.

Argumento

La rotación del planeta se ha detenido, al mismo tiempo que los pájaros desaparecieron del cielo y el ocaso dio paso a la noche eterna. Esta etapa trajo muchos peligros que transformó la vida de las personas en una pesadilla. Los sabios legendarios, llamados Machina Mages lograron de alguna manera revertir esto, pero luego de varios cientos de años, el planeta se ha detenido nuevamente y la responsabilidad de arreglarlo ha sido pasada a una nueva generación de Machina Mages, quienes junto a sus poderosos Guardianes deberán conseguir el favor de los dioses para así hacer “girar” nuevamente el planeta y traer paz.

analisis-de-meiq-labyrinth-of-death-02

El argumento planteado en MeiQ: Labyrinth of Death es el clásico de los animes mahō shōjo de temporada. Nos encontramos con cinco guerreras mágicas que deben salvar al mundo de un gran peligro, y desde luego, con la ayuda de poderosos guardianes robóticos. La personalidad de cada una de las protagonistas está definida por estereotipos del mundo anime, encontrándonos entre ellas: Estra, la cariñosa y tierna (deredere); Flare, la ruda y fría (tsundere); Maki, la de lentes e inteligente (meganekko); Connie, la dulce (moe); y Setia, la callada y asocial (dandere). Sin embargo, este recurso no es bien aprovechado y se queda a medias, porque a diferencia del anime donde se recurre a estos estereotipos -en la mayoria de los casos- con la finalidad de desarrollar la personalidad de los personajes (logrando así, imprimirle madurez y profundidad a los mismos) y que esto tenga algún impacto en la historia; este no es el caso en MeiQ: Labyrinth of Death, donde este recurso sólo funge como un complemento y al final. La trama principal evoluciona sin necesidad de desarrollar completamente a sus personajes, y eso es un aspecto negativo.

Jugabilidad

MeiQ: Labyrinth of Death es un videojuego perteneciente al género dungeon crawler, siendo las bases de este tipo de títulos el recorrer mazmorras, “grindear” y encarar combates de gran dificultad, pero en este nos encontramos con un ingrediente adicional para engancharse en la aventura, y es la posibilidad de personalizar a vistosos Guardianes robóticos.

analisis-de-meiq-labyrinth-of-death-04

Partiendo de ese punto, la mecánica de personalización es muy atractiva y completa. Contaremos con una gran variedad de partes que podremos agregar o intercambiar entre los distintos Guardianes. Las partes se dividen en: núcleo, cuerpo y brazos; cada uno de ellas con sus habilidades únicas y afinidades elementales. Algo a destacar es que las piezas se adaptan (mimetizan) al tipo de modelo base del Guardián, es decir, si al Guardián de agua le adapto partes del Guardián de tierra, este no quedará como un Frankenstein, por el contrario, las piezas del Guardián de tierra se adaptaran al Guardián de agua como si fuese de él, haciendo que la unión entre piezas sea cónsono y atractivo.

Análisis de Meiq Labyrinth of Death 05.jpg

Existen varias maneras de obtener piezas nuevas para nuestras bestias mecánicas; en la tienda, donde encontraremos las piezas más básicas; en la fábrica (previo de haber obtenido la receta para fabricarla); y como recompensas por vencer a los jefes y escudriñar las mazmorras, estas últimas nos permitirán conseguir piezas raras y poderosas. La mecánica de personalización de Guardianes se complementa con el uso de piedras que se incrustan en sus núcleos y con la posibilidad de evolucionar sus cuerpos, dotándolos así de habilidades extras, mejoramiento en sus estéticas, estadísticas y afinidades elementales.

Análisis de Meiq Labyrinth of Death 06.jpg

Al igual que los Guardianes, nuestras heroínas pueden ser equipadas con piedras o “semillas” que de igual manera mejorarán sus estadísticas y afinidades con los elementos. Además, cuentan con trajes que les otorgan habilidades extras a todo el grupo. Cada una de ellas cuenta con un repertorio de magias que al ser unidas a la fuerza de los Guardianes crea un complemento perfecto entre soporte y fuerza bruta que nos ayudará a encarar las batallas.

Análisis de Meiq Labyrinth of Death 07.jpg

Ahora bien, lo descrito anteriormente es en apariencia y lógica, porque en la ejecución carece de sentido y pierde su esencia. La personalización de los Guardianes y las Machina Mages pierden su razón de ser en el terreno de batalla, en virtud que las mismas pecan de ser simples y fáciles (pese a existir varios niveles de dificultad), y no crean la necesidad de personalizar con mejores piezas y usar el soporte que brindan el arsenal mágico de las guerreras. Incluso, probé y pude llegar al final del juego sin la necesidad de cambiar, evolucionar o mejorar el equipo original de los Guardianes; parece que la mecánica que promete el juego y a su vez propone como innovación es una mera faceta estética.

En principio el juego te hace entrever la necesidad de usar los Guardianes al máximo, incluso por encima del uso de las protagonistas, pero nuevamente se contradice en la práctica, llegando a un punto que es más cómodo y menos tedioso usar los ataques de las Machina Mages, porque los ataques de los Guardianes puede sentirse lentos, motivo por el cual se agradece que con la “X” se puedan acelerar las batallas. En conclusión, hay un marcado contraste entre la finalidad de mejoramiento de los Guardianes y el por qué de ese mejoramiento.

Análisis de Meiq Labyrinth of Death 08.jpg

En un dungeon crawler, las mazmorras deben ser un punto fuerte, es decir, deben contar con un buen diseño de niveles, puesto que deben ser sitios intrincados que generen o transmitan un sentimiento de desorientación y desespero, como pasa en Stranger of Sword City (su análisis aquí), pero en MeiQ: Labyrinth of Death las mazmorras no cumplen con los estándares del género, adolecen de simplicidad y falta de imaginación y al final no son, ni laberintos ni verdaderas trampas mortales como lo asegura el propio juego.

Análisis de Meiq Labyrinth of Death 09.jpg

El título bajo análisis presenta misiones secundarias o quest que podemos realizar desde los inicios de la aventura, pero al igual que sucede con el diseño de niveles, carece de complejidad y además no tienen razón de ser. Su existencia está justificada por el simple hecho de estar allí y funge como un agregado para tratar de dar “algo” que hacer entre las misiones principales. Estas misiones se limitan en ir y seleccionarlas en la guild y cumplirlas buscando en los escenarios algún tipo de drop raro, sin embargo, no deja de sentirse como algo calzado a la fuerza.

Análisis de Meiq Labyrinth of Death 10.jpg

Ahora bien, juntando todas las piezas, nos encontramos con un título que por su jugabilidad sencilla y poco aprovechada (porque en el fondo tiene potencial), carece de replay value, cosa que es grave tratándose de un vástago de este género y más si les cuento que el juego al pasarlo, nos brinda la opción de seguir jugando para sacar algunos extras.

Análisis de Meiq Labyrinth of Death 11.jpg

Gráficos y música

Gráficamente MeiQ: Labyrinth of Death es precioso, en especial el dibujado de sus protagonistas, su estética anime es agradable y bien lograda, haciendo que se sienta como estar viendo un capítulo de alguna serie. Las mazmorras en general están bien logradas -estéticamente hablando-, pero hacen uso de su mejor esplendor en los paisaje donde el tema principal son los bosques.

Análisis de Meiq Labyrinth of Death 12.jpg

La música es hermosa y al igual que en Trillion: God of Destruction, contamos con composiciones de la gran Tenpei Sato; van a tono con la temática anime del juego. El doblaje es excelente y en japonés contaremos con doblajes de seiyuus de la talla de Ayaka Ohashi, Sora Amamiya y Sora Tokui.

Análisis de Meiq Labyrinth of Death 13.jpg

Por último, sobre este apartado, quisiera comentar algo que me ha gustado muchísimo y es por un lado, el tema del opening (Ryusei no Ribbon) y el ending (Starry Night), que son cantados por Kanaha Mori y Serena Tanaka -respectivamente- es un deleite a los oídos y por otro, los arreglos de las imágenes que acompañan a los mismos es colirio para los ojos.

Factor divertido

Lo que te podría enganchar a MeiQ: Labyrinth of Death radica en su mecánica de mejoramiento de los guardianes, pero dolece de lo mencionado en líneas arriba, pero ojo, la emoción de llevar tu creación al terreno de batalla se mantiene en principio y toma un poco de vuelo al final del juego. La posibilidad de tener a nuestra disposición tantas partes para hacer nuestro Guardián definitivo, transmite un sentimiento de estar armando un robot perfecto, incluso, algunas veces me hizo recordar juegos como From Mission 3.

Análisis de Meiq Labyrinth of Death 14.jpg

Conclusión

MeiQ: Labyrinth of Death peca de ser simple -y tal vez suene repetitivo-, porque su concepto pudo ser mejor aprovechado y en consecuencia haber desarrollado un juego más prolijo. Tal vez, analizando otro título no fuese tomado este detalle tan a pecho, pero la estructura general del videojuego hace notar a grandes rasgos que querían hacer de este título algo especial, pero el resultado demuestra (o hace sentir) que no fue alcanzada esa meta, y de alguna manera te quedas con el mal sabor de boca y te hace pensar qué pudo ser de él; si hubiese existido más empeño de pulir los aspectos más tradicionales del género y haberlo unido a la mecánica de personalización de guardianes que plantearon.

No me malinterpreten, en líneas generales estamos en presencia de un buen juego, su agregado de mejoramiento lo hace atractivo frente a otros títulos de esta temática, pero comparándolo con un denominador sobresaliente del género como Stranger of Sword City, se queda corto. Sí, lo sé, esta comparación puede ser un poco injusta u odiosa, pero vamos, hay que crear puntos de comparación para hacer el análisis y crearnos una idea. Al final, MeiQ: Labyrinth of Death se siente no como un dungeon crawler, sino más bien como una serie de anime interactiva.

Análisis de Meiq Labyrinth of Death 15.jpg

Pros:

  • Gran y variadas opciones para personalizar nuestros Guardianes
  • Excelente música y dibujos con estética anime
  • El opening y el ending son un deleite

Contras:

  • Disonancia entre sus mecánicas jugables
  • Combates fáciles y simples
  • Laberintos poco imaginados y elaborados

7/10

 

Ficha técnica:

Título: MeiQ: Labyrinth of Death.
Desarrollador: Compile Heart.
Editor: Idea Factory International.
Distribuidor: Idea Factory International.
Fecha de lanzamiento: 13/09/2016.
Idioma: Inglés
Cross-buy: No.
Formato: Físico y descarga digital en PSN.
Precio: $39.99.
Espacio requerido: 1458 MB.
Tráiler: Youtube.
Web oficial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este juego ha sido analizado gracias a un código de descarga que fue proporcionado por Idea Factory International.

4 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s