A mediados de este año salió a la venta VA-11 Hall-A: Cyberpunk Bartender Action en Steam (con 2017 como fecha de salida para PS Vita y PS4), y no fue sino hasta hace unas semanas que por fin pude probarlo.

Es lo mejor que he jugado en años.

Como bien dice el título del juego, nos encontramos en un mundo distópico con estética cyberpunk, de nombre Glitch City, y nuestro trabajo será servirle bebidas a varias adorables waifus (y husbandos). En principio eso no parece la gran cosa, pero lo maravilloso de VA-11 Hall-1 consiste en su narrativa, pues los chicos de Sukeban Games han hecho un trabajo que asusta de lo bueno que es.

El juego es en gran medida una novela visual, pero no nos limitamos simplemente a oprimir un botón una y otra vez para leer los diálogos, pues como un buen bartender deberemos de cumplir los pedidos que nos hagan nuestros clientes, que podrán ser cosas simples como una cerveza, pero en ocasiones nos harán peticiones muy ambiguas.

waifu_abuse_0051

De antemano les digo que no esperen un simular de citas, porque aquí no estamos para ligar, sino para escuchar. Conforme lleguen nuestros clientes día a día, podremos conocerlos mejor, y de esa manera esas peticiones un tanto raras de las que les hablé arriba, serán cumplidas fácilmente sabiendo la personalidad de cada personaje. De igual manera, mientras más confianza y alcohol en su organismo tenga el cliente, nos irá contando cosas más personales, fungiendo de esa manera como confesionario más que como bartender.

Me ha pasado que después de cumplir con mis responsabilidades, llego a casa solo pensando en qué me contarán este día mis clientes, porque con algunos he formado una suerte de amistad en la que de verdad me importa lo que pase en sus vidas. Y aunque me muera de ganas de hablarles a profundidad de ello, no lo haré pues considero que la esencia de VA-11 Hall-A no se puede encapsular en simples palabras, aunque adelanto que nos encontraremos con muchos temas interesantes, como implantes cibernéticos, corporaciones criminales, drogas, sexo y algunas fantasías muy depravadas, pero nunca se van por el camino gris o serio, sino se toman con humor.

Al final no cambiaremos el mundo, solo serviremos unas cuantas copas y conoceremos nuevas personas, pero eso ha sido suficiente para mí. Que otro se encargue de rescatar a la princesa, que yo quiero escuchar a esa señorita que habla sobre relaciones incestuosas.

descarga

Vamos a ver, ya tenemos un guión sólido con personajes carismáticos y una jugabilidad cumplidora, pero es que falta hablar de la banda sonora y estilo artístico del juego, dos aspectos que personalmente me dejaron loco.

Por una parte tenemos la BSO (obra de Garoad), que me ha parecido una de las mejores que he escuchado nunca en un videojuego, pues crea un ambiente perfecto para cada situación. Las canciones se listan desde las que se escucharían en un pub de mala muerte (me han contado) y otras que sonarían en un bar hipster progresista, y aún así cada tema me ha gustado lo suficiente como para comprar los más de 40 que componen la BSO.

El adorable aspecto artístico no puede dejar a nadie indiferente, y si lo hace es porque esa persona no quiere ni a su madre. Las chicas con estética moe y sus animaciones exageradas podrían quedar fuera de contexto en un escenario tan a lo Blade Runner, pero ese no es el caso. Ahora hablando de lo que tenemos en pantalla casi siempre a la hora de jugar, o sea, nuestro menú para preparar tragos, queda bastante acorde al diseño general del juego, y sin ser la divina papaya, los fondos del bar “Vallhalla” tienen sus toques de referencias a la cultura moderna que lo llenan de mucho carisma.

155-2

¿Qué hace tan especial a VA-11 Hall-A? No sabría decirlo a ciencia cierta, tal vez es solo un juego que ha llegado a mí en un momento perfecto, y desde mi subjetividad lo he ensalzado demasiado, pero no creo que sea eso. Lo que más me convence es que para este título fue fácil brillar entre tanta monotonía que había envuelto al género de las visual novels, porque que aunque tengamos grandes exponentes como Steins;Gate y Zero Escape, no teníamos ESE juego que recomendaríamos hasta a alguien que no sea aficionado del género, hasta ahora.

Si tuviera que darle una nota no dudaría en darle un diez cerrado, porque el juego es un conjunto perfecto, sin el más mínimo fallo. Cada aspecto por sí solo como el guión, la banda sonora o el diseño artístico, servirían para aumentar la nota de cualquier juego por muy mediocre que sea en sus demás lados, pero en esta ocasión ha pasado algo fuera de lo común y todo de lo que he hablado está presente como un único producto. No hay mucho más que pueda contarles, simplemente jueguen VA-11 Hall-A (en PC), o esperen con muchas ansias su llegada a PS Vita y PS4, porque no es un juego que simplemente valga cada centavo de su precio, sino también cada segundo que le dediques.

Si me disculpan ya me voy, que esos tragos no se prepararán solos.

Ojalá un capítulo de Black Mirror inspirado en VA-11 Hall-A.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s