«Dejamos de temer aquello que se ha aprendido a entender»

Marie Curie (Científica, 1867-1934)

¿Regreso a los orígenes?

Han pasado dos semanas desde que finalicé mi última partida a Resident Evil 7 con una sensación agridulce. Las grandes alabanzas de esta nueva entrega radicaba en su regreso a los orígenes, aunque lamentablemente he dado con la idea contraria: Capcom no sabe qué hacer con su franquicia estrella.

A pesar de que la saga ha vuelto al género con la que obtuvo reconocimiento, en este nuevo capítulo la veo aún más lejos de aquellos pilares que le daban identidad. No fui fanático de la franquicia cuando decidió pasarse a la acción, creo que “Resident Evil 4” se limitaba a ofrecer una jugabilidad revolucionaria pero fallaba en otros aspectos, la quinta entrega era un producto endiabladamente divertido en su vertiente cooperativa y “Resident Evil 6” quedaba en una película de acción descerebrada que podía disfrutarse en aquellos momentos dónde no había nada a que jugar.

Screenshot-Original.png

Así como la saga se inclinó a la acción cuando copiar a “Call of Duty” molaba enteros, Resident Evil 7 es una respuesta de Capcom a la industria en una dirección del survival horror y a las modas. No creo que el “supuesto” regreso a las raíces se justifique en que Capcom se ha dado cuenta que Resident Evil debe seguir la vertiente del terror, sino que ha visto que es el género del momento.

No puedo dejar de nombrar títulos como “Penumbra”, “Amnesia The Dark Descent”, “Outlast”, y muchos más que marcaron una nueva forma de “sobrevivir al terror”, haciendo que el jugador se sintiese débil frente a la fuerte opresión de los enemigos. Luego, “P.T” de Hideo Kojima y Del Toro, retorcieron esas mecánicas para generar nuevas formas de dar miedo.

Con “Silent Hills” cancelado y “P.T” en la memoria de los jugadores, quedó un espacio vacío que favorecería a quién lo aprovechase. Y ahí es cuando Capcom entra en acción con una “playable teaser” que bebía enteros de la corta experiencia creada por Kojima y el director de “Hellboy”.

Screenshot-Original (4).png

Sin embargo, durante la aventura, controlando a Ethan Winters, me fue muy difícil sentir que estaba jugando a un Resident Evil y más bien parecía que estaba jugando a un producto que buscaba rescatar todo aquello que era carne de publicidad para los canales de YouTube. Hasta los sustos parecen pensados para encuadran en el portal de vídeos.

¿Cuáles eran los puntos fuertes de las entregas clásicas? Luego de terminar la séptima entrega decidí volver al pasado, en concreto, a “Resident Evil 2” para ver qué era ese “algo” que no podía encontrar en la aventura de Ethan Winters. Las mecánicas se basaban en la supervivencia y en la resolución de una serie de rompecabezas que, entre sí, le daban un aire laberíntico al mapeado, obligándonos a correr de un lugar a otro de la comisaría para usar tal o cual llave, encastrar un emblema o lo que fuese.

Resident Evil 2 te brindaba poca información sobre lo que debes hacer, y eso te lleva a tener que tirarte un buen rato investigando los escenarios, esquivando enemigos, racionando las balas y las hierbas. En cambio, en Resident Evil 7, parece que está todo bastante controlado, empezando por que el mismo juego siempre nos indica cuál es el camino a seguir dentro de unos escenarios en los que los puzzles se conciben como hechos independientes entre sí y de fácil resolución.

Screenshot-Original (1).png

Ahí es cuando creo que este juego tendría que haber puesto los ojos en “Dark Souls”, ya que justamente la obra de From Software lo que hace es soltar al usuario en un mapeado desconocido, sin ningún tipo de información. De hecho, el tutorial no está impuesto al poder pasarse por alto.

Dark Souls genera ese miedo de que no sabes qué es lo que vas a encontrarte en la próxima esquina, porque tienes miedo a enfrentarte a un enemigo que tiene todas las de ganar. Eso es lo que le falta a esta última entrega de la saga de Capcom y que las entregas clásicas sabían trabajar con muchísimo acierto.

Hace unos días leí unas declaraciones de Hideo Kojima que decía que para causar terror había que generar situaciones fuera de lo común y darle poca información al jugador. Se nota que P.T busca seguir esa filosofía, no hay una introducción para saber por qué estamos en la casa; no hay respuestas, pero sí una gran cantidad de preguntas, y eso es lo que hace a ese “Playable Teaser” tan atractivo.

Screenshot-Original (2).png

Resident Evil 7, en cambio, crea una serie de preguntas en su introducción: ¿Qué ha ocurrido con Mía? ¿Qué hace en Virginia? ¿A quién pertenece esa mansión?. Todas esas interrogantes son respondidas en los primeros minutos de juego, aniquilando cualquier atisbo de suspenso o misterio y el resto de la aventura se encuentra supeditada a responder: ‘¿Qué ha pasado en este sitio?’. Al hablar de la séptima entrega de una saga, ya podemos ir viendo por dónde irán los derroteros, por lo que, no es la mejor interrogante para intentar mantener vivo un halo de misterio.

El título intenta ser misterioso al hablar lo justo y necesario de su protagonista, lo cual le juega en contra ya que nunca terminé de interesarme por Ethan. Contarnos a cuenta gotas por qué los Bakers están en ese estado de locura desenfrenada o darnos un desenlace lleno de incógnitas que más que ser un punto a favor, para lo que dura el título, parece un cachondeo, más si te quedas después de los créditos finales. Lamentablemente, y me repito, las preguntas más interesantes y de mayor calado que funcionaban como material de promoción, son respondidas inmediatamente iniciamos la aventura. ¿Quién es la persona que llama a Ethan por teléfono? No te preocupes, a unos minutos de comenzado el juego ya lo sabrás.

image.png

Quizás lo más interesante del juego es la forma de narrar su argumento al no valerse de cinemáticas (habrán dos o tres durante todo el juego), sino que apuesta por distintos elementos narrativos: videotapes, fotos, documentos, entre otras cosas. Se agradece que no abusarán por las grabaciones que, a día de hoy, parece que es la única forma de narrar una historia para algunas superproducciones.

Una lástima que el modo Manicomio no esté disponible desde el minuto uno, considerando que allí es dónde podemos ver algo de esa esencia de los juegos clásicos, ya que para guardar necesitamos cintas, que no precisamente abundan. La localización de los objetos cambian frente a la partida normal y nuestros cazadores alteran un poco su forma de sorprendernos.

Screenshot-Original.png

Por último, y lo más criticable, es la corta duración del título, acostumbrado que los últimos Resident Evil, incluído Revelations 2, brindaban incontables horas de diversión entre sus modos arcades (sea Mercenario o Asalto) o los desbloqueables que podíamos obtener al finalizar la aventura por enésima vez, Resident Evil 7 no tiene tantos alicientes, es probable que si te lo pasas dos o tres veces ya lo has visto todo, lo que da a pensar que probablemente no era necesario vender contenido a parte en un pase de temporada.

Evidentemente, este artículo es una opinión carga de subjetividad de un jugador más que ha tenido la oportunidad de vivir la aventura de Ethan Winters, y puedo decir que me ha entretenido pero no puedo dejar de pensar que Resident Evil puede dar más, llegar lejos y revolucionar el género -hasta la industria-, como ya lo hizo en su momento.

2 comments

  1. No he jugado a éste Resident Evil 7, sinceramente porque no me llama la atención (He jugado del primero al tercero y Code Veronica, el resto los salté), pero me parece que estás sobrevaluando a Capcom. Capcom está viviendo de remasters y de Street Fighter (el último con un modelo cuestionable).
    Que por lo menos apuesten a atraer de vuelta gente con un producto un poco más masificado de una franquicia que venía de mal en peor me parece bien.
    ¿Se podía hacer mejor? Seguro, pero eso puede arreglarse en futuras entregas y es un buen ¿primer? paso.
    Con lo que no estoy muy de acuerdo es con eso de largar contenido “adicional” a la semana del lanzamiento. Es obvio que ese contenido ya estaba listo desde antes y simplemente esperaron un poquito, ni siquiera un mes como para disimular, para lucrar un poco más a un precio también cuestionable. Obvio, es contenido opcional, uno elige si comprarlo o no, pero te deja una sensación de que le están queriendo ver la cara a uno, al menos es mi opinión.

    Le gusta a 1 persona

    1. Tienes razón, para todo lo que ha hecho Capcom últimamente, y muy claro con los ejemplos que has dado, Resident Evil 7 es el mejor camino que ha tomado en los últimos años.

      Pero me preocupa que la saga continúe sin una identidad definida y que se ajuste a las modas. Es que creo que hemos llegado a un nivel que si los juegos de carreras se vuelve el género del momento, ya veo a Chris en plan “La carrera de la muerte 2000”.

      Lo cierto es que no veo un regreso a los orígenes sino un aprovechamiento de la moda de los youtubers y el alcance que estos pueden generar hacia un público masivo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s