Las generaciones pasan y la nostalgia por nuestros clásicos favoritos se desborda en nuestra mente hasta el momento de desempolvar viejos juegos, prender la consola y llevarse una gran impresión. Tasas bajas de frames, escenarios limitados, controles forzados. ¿Realmente valía la pena entonces?

Revivir espiritualmente una serie de juegos de primera bajo el mismo concepto clásico suena a un gran reto; más aún cuando se trata de Banjo-Kazooie, de Rare. Aquí exponemos cómo han hecho en Playtonic Games con más del 1100% de presupuesto inicial para la campaña de Kickstarter, las mentes detrás de la serie original, y un gran apoyo del fandom para crear un juego fresco y clásico, pero hasta qué punto.

Argumento

Yooka-Laylee trata la primera historia heróica de Yooka y Laylee (duh), un lagarto verde y una cómica murciélaga morada, un dúo tal como Banjo y Kazooie lo eran en antaño, quienes han salvar el mundo del malvado empresario Capital B, el villano, una abeja, que intenta adueñarse de todo existir literario para conseguir así tener un monopolio sobre la industria literaria. El par de protagonistas descubre que el libro que a ellos les roban es el Libro Único, que posee el poder de re-escribir el universo, pero en su camino se deshoja, y las páginas (llamadas Pagies) se pierden en los diversos mundos dentro de la fábrica del antagonista, y han de ir tras ellas.

Bien suena rebuscada la trama para un juego que pareciera tener un enfoque infantil, aunque la creencia popular habla de la similitud de la relación diplomática que ocurría la década pasada entre Rare, Microsoft, dada la adquisición de la empresa por esta otra última, en conjunto con el tema propio de los monopolios.

Como sea que se haya planteado realmente no resulta tan importante como saber que se ha diseñado pensando mayoritariamente en los seguidores de la serie, así como en todos los que apoyaron el proyecto, pues mantiene su clásico argumento ligero, un interesante trasfondo y una atmósfera divertida, con tantos chistes y referencias a gogó que resulta imposible no hablar de este como una auto parodia a lo que ha sido Rare, Banjo-Kazooie, y Donkey Kong Country, principales pilares de inspiración de la entrega.

Resulta importante aclarar que la mayor parte de la diversión argumental (juegos de palabras, mayormente) se pierde con las traducciones, por lo que jugarlo en inglés es un must.

Jugabilidad

Esta entrega mantiene todo el aspecto esencial que Banjo-Kazooie supuso en su tiempo, ser un juego de plataformas con coleccionables, desbloqueables, transformaciones y todo tipo de retos contenidos en coloridos y extensos mundos con fuerte tematización. Asimismo, añade consigo diversos puntos que anteriormente se veían en títulos como Donkey Kong 64 y Donkey Kong Country, tales como el apuntado en primera persona y los retos en un carro de minas.

Cerca de 17 años pasaron desde la última de estas entregas, y muchas mecánicas de juego ahora se sienten engorrosas, por lo que algunas de ellas se suprimieron o se reemplazaron, mientras que otras se conservaron, y ha sido objeto de gran crítica para Yooka-Laylee.

De entre los principales cambios se tienen las vidas, que ahora son ilimitadas; o los poderes especiales, que ahora se regeneran automáticamente. El juego se ha vuelto más sencillo de dificultad, hablando la verdad, en cuanto a los poderes y los reintentos, mientras que los retos conservan la dificultad habitual que no es para morir, mas tampoco la es regalada. Pese a todo esto, las peleas con los jefes finales mantiene su nivel (y repetidas muertes ante estos) con entretenidas mecánicas que rebasan lo simple.

Retomando aquello de lo que ya hablábamos en un comienzo sobre el hecho de mantener aspectos clásicos en esta entrega, vale, por otro lado, hablar de estos aspectos que tanto atraen la atención de los seguidores de estos desarrollos.

Comenzando por los mundos a explorar, se tiene un hub principal desde el que se accede a ellos, grandes escenarios expandibles que albergan consigo montones de coleccionables, NPCs con retos diversos y transformaciones (sí, del dúo en una flor, un helicóptero, e incluso una nave espacial) distintas para cada uno de los cinco disponibles. Bajo la influencia de Donkey Kong Country, se implementaron retos en circuitos cerrados de rieles para carro de minas, e incluso se incluyeron apariciones injustificadas de Shovel Knight. Una colección de juegos “retro” también se encuentra disponible en cada uno de estos mundos, siendo este de los primeros aspectos engorrosos que se llegan a sentir sobrantes; un aspecto clásico que no da de sí por completo.

Ahora bien, las hay diversas mecánicas que mantienen esta fórmula de antaño con tintes frescos y actuales, no sólo para los fans, sino para la comunidad en general. Un claro ejemplo de esto lo son las nuevas habilidades y modificadores desbloqueables como los tónicos, la tienda de movimientos especiales y la supresión de un contador de vidas. Asimismo, se ha introducido un modo de cámara más amigable, aunque aún cuenta con algunas vistas forzadas al estilo de los clásicos Resident Evil que no resultan incómodas y mucho menos afectan la experiencia del juego; de todos modos, se trabaja ya en una actualización que habilita un control “moderno” con respecto a este punto.

Las referencias hacia el pasado no se quedan sólo en el argumento, ya que durante el juego se encuentran secciones inspiradas en juegos como Frogger, The Legend of Zelda: Ocarina of Time, Majora’s Mask, y Donkey Kong Country.

Por último, partiendo así del estilo bromista y calmo de la entrega, es importante conocer que Yooka-Laylee se disfruta de buena forma tanto para el jugador casual, como para el que busca horas continuas de juego. El ritmo se adecúa perfectamente para sesiones de 10 minutos hasta sesiones de 3 horas, por lo que su lanzamiento en Nintendo Switch realmente le vendrá bien. De momento, en PS4, la experiencia que provee es muy buena, y mejor aún aunada a los recursos audiovisuales.

Gráficos y música

El aspecto visual clásico vuelve en coloridos modelos tridimensionales situados en creativos y extensos escenarios llenos de retos y secretos. Si bien no lleva un estilo innovador a la pantalla, sí que brinda una experiencia que hoy en día resulta difícil encontrar con tal detalle en juegos “infantiles”, y es justamente eso lo que lleva a Yooka-Laylee un paso adelante; es un estilo de juego que no vemos desde hace tiempo, donde ya era muy bueno, tan sólo que en una escala mucho mayor. Una buena banda sonora le vendría muy bien…

¡Y la tiene! De la mano de los grandes compositores Grant Kirkhope, David Wise, y Steve Burke, la exploración, los retos y las batallas finales se vuelven mucho más especiales, dada la genial ambientación que ellos tres, mejor que nadie, saben darle a este estilo de juegos.

Es una experiencia audiovisual memorable, impresionante para un estudio desarrollador indie con esta siendo su primera entrega comercial.

Factor divertido

Sin duda alguna, el juego es un trabajo de calidad, pero retomando la cuestión inicial nos preguntamos si realmente sigue siendo disfrutable este género, y la respuesta corta es: sí.

Microsoft’s Windows Pun

Un buen sentido del humor está presente en todos los diálogos presentes del juego, ya sean estos referencias a los juegos modernos y de antaño, al estudio mismo, a Microsoft y a otros cuantos temas más. En Playtonic Games se toman muy en serio aquello de poner referencias o parodias sin temor a que sean malas (Spoiler: no son malas) con tal de engrandecer más todavía la diversión que ya se consigue con los mini-juegos, los retos y la exploración misma en medio de montones de coleccionables, dentro de un argumento de igual forma risible. No te matará a carcajadas, pero sí te hará pasar un buen (e inocente) tiempo.

Yookapedia

Conclusión

Yooka-Laylee es una muy buena primera entrega de un estudio indie que no sólo buscó ganarse a los seguidores espirituales de Banjo-Kazooie, sino que en buena medida ajustó sus mecánicas para entrar al mercado moderno sin abandonar sus raíces que tanto gustaron en antaño. Si bien no es un juego perfecto que esté exento de pequeños bugs, cuenta con el respaldo responsable de sus creadores quienes constantemente lo pulen para crear una experiencia más cómoda cada vez. Al juego le sobran un par de funciones que incluso para un jugador clásico pueden resultar engorrosas. Por último, conviene mencionar que recomendamos ampliamente el título a todo aquel que disfrutó del género en su tiempo dorado, mientras que a las nuevas generaciones hemos de advertir que el ritmo de juego y los retos pueden parecerles lentos o simplistas, pero que es una entrega de calidad. Todo un viaje nostálgico.

Pros

  • Buen diseño de escenarios y personajes.
  • Excelente banda sonora.
  • Argumento y jugabilidad representativas de la serie en la que se basa.
  • Amplio sistema de retos y coleccionables.

Contras

  • Algunos detalles retro quedan sobrados.

9/10

 

¡No olvides ver aquí el unboxing que hemos hecho de la versión física del juego para PS4!

Ficha técnica:

Título: Yooka-Laylee
Desarrollador: Playtonic Games.
Editor: Team17
Distribuidor: Team17
Fecha de lanzamiento: 11/04/2017.
Idioma: Textos en español e inglés.
Cross-buy: No aplica.
Formato: Físico y descarga digital en PSN.
Precio: $39,99.
Espacio requerido: 6.06 GB.
Tráiler: YouTube.
Web oficial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este juego ha sido analizado gracias a una copia física comercial adquirida por Takoko.

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s