Nuestra querida industria de los videojuegos siempre se encuentra en el filo de una adrenalínica carrera tecnológica, donde los ojos de todos siempre están puestos en qué consola y qué títulos lograrán marcar los nuevos estándares en cuanto a aspectos técnicos. 

Y no me mal entiendan, esto está muy bien, y es innegable que resulta impresionante alcanzar una nueva generación de consolas y ver así los avances gráficos que nos traen las desarrolladoras.

Sin embargo más allá de especificaciones técnicas, el atractivo visual de un título también puede brillar por su dirección artística, labor que pretendo destacar durante este artículo. 

1544185414_045564_1544185461_noticia_normal.jpg

Contar con un sólido trabajo en este apartado puede hacer que las visuales de un videojuego dejen al usuario con la boca abierta, más allá de no contar con las últimas novedades técnicas. 

Si bien considero que gracias a las posibilidades tecnológicas de nuestra coyuntura estamos ante un constante flujo de grandes propuestas visuales, quiero destacar casos en específico donde el gancho del juego con el público es justamente la dirección artística. 

Espero demostrar a su vez, como esto puede hacer que una obra se mantenga en la mente del público inmune al pasar del tiempo, y poner también mi pequeño granito de arena para que esto suceda más y más seguido.

Los videojuegos que paso a mencionar a continuación, han sabido alcanzar la gloria tanto en críticas como en ventas, enamorando a sus jugadores con sublimes diseños de personajes, distintivas paletas de colores e increíbles escenarios. 

ni-no-kuni_wrath_of_the_white_witch_screenshot_03.jpg

Un ejemplo es el reciente Ni No Kuni: Wrath of the White Witch en Nintendo Switch, de cuyo proceso de análisis surge este artículo. El título de Level-5 (publicado en occidente por Bandai Namco) mantiene una resolución de 1280 x 720 píxeles, pero aún así se posiciona como uno de los juegos visualmente más impresionantes de todo el catálogo de la consola. 

Y es que este juego captura la excelencia de Studio Ghibli, y proyecta ante los ojos del espectador un mundo único, con diseños de personajes y escenarios muy distintivos, y con un sutil trabajo de paleta de color que nos permite identificar el título con tan solo un vistazo. 

Por más que su apartado técnico no sea el más impresionante, su estilo prima por sobre sus falencias, y hace que su universo se grabe para siempre en la mente de cualquiera que se disponga a jugarlo. 

ni-no-kuni-wrath-of-the-white-witch-remastered-ps4-pc-e3-201_p7ur.png

En este caso en especifico, el diseño de personajes y escenarios aparece como pieza clave, con Oliver, Mr. Drippy y sus acompañantes cargando el emblemático estilo de Studio Ghibli, que se hace presente desde sus rostros, vestuarios y expresiones hasta cada de sus movimientos.

Aunque carismáticos, estos diseños no solo brillan por luz propia, sino por cómo interactúan y se ponen en juego con la historia y climas del título, construyendo en conjunto un nostálgico ambiente a cuento de hadas.

La efectividad de estos diseños en su doble función, con la historia y para grabarse en la memoria del jugador, hacen claro el talento y la experiencia del equipo, que construyó en Ni No Kuni: Wrath of the White Witch un universo lleno de vida y magia.

persona1-ed.jpg

Otro caso emblemático es Persona 5, uno de los nominados para juego del año de 2017, y uno de los JRPGS más relevantes de los ultimos años. En este caso, el título de Atlus salió en simultáneo en 2 generaciones, Playstation 3 y 4, con pocas diferencias visuales en ambas plataformas.

Y es que viéndolo tan solo por escrito, suena cuanto menos polémico,  y no nos lleva a pensar que sus visuales puedan ser algo de otro mundo, sobretodo con los avances tecnológicos de los últimos 3 ó 4 años. 

Persona-5-Screens-14.jpg

Sin embargo, Persona 5 robó más de un corazón con sus personajes, su trabajo sobre la interfaz de usuario, y sobretodo por su originalidad estilística. El mundo que caminamos  se siente vivo, ya sea en el la vida escolar, de ciudad o en las dungeons con los Phantom Thieves.

Persona 5 es un juego con una propuesta única, que le ganó su nominación a mejor dirección artística en los Game Awards de 2017 y que sirvió para que millones de jugadores recuerden las aventuras de Joker y su equipo. 

2858332-p1.jpg

El trabajo sobre la interfaz de usuario es algo notable, ya que elementos que suelen volverse tediosos en otros juegos, como los menus, en Persona 5 son obras de arte que el jugador se alegra de transitar. 

Así mismo, la paleta de colores, como es clásico en la franquicia, halla foco en un color en especifico, en este caso el rojo. Atlus trabaja en profundidad esta tonalidad, y sin volverse tediosa, la transforma en uno de los elementos mas distintivos del título.

La dirección de arte en general, dota a Persona 5 de su atrevida personalidad “cool” desde los diseños de personajes hasta sus menus, dando un resultado orgánico y único, que profundiza sobre la propuesta temática del argumento, y le da vida a su mundo.

cuphead-gameplay.png

Cuphead, título que logró hacerse con la categoría antes mencionada en los Game Awards de 2017, es un pequeño juego indie de StudioMDHR que gracias a su original aspecto visual, se hizo con la atención de toda la industria, entre ellos Microsoft, que pasó a darle completo apoyo económico. 

Las aventuras de Cuphead y su hermano menor, Mugman están inmersas en el estilo de las caricaturas de antaño, encontrando soporte en sus animaciones dibujadas cuadro a cuadro.

Y es que todo en este juego captura a la perfección aquel estilo, desde los tiernos diseños de personajes, hasta su mundo, Inkwell, están trabajados de tal forma que evocan una fuerte sensación de nostalgia, aún para quienes no vivieron en esa época o consumieron esos audiovisuales. 

maxresdefault.jpg

Cuphead pone en juego una serie de herramientas para alcanzar ese nostálgico estilo: Desde la distorsión de imagen y colores, que asemeja a los televisores de la época, hasta la selección de elementos para sus diseños de personajes, tomando objetos de la realidad como una taza o una zanahoria, y haciendo guiño a obras de antaño e iconos emblemáticos como Mickey Mouse.

Todo este estilo visual que se acerca dibujos animados para niños de otra época, se pone en juego con un gameplay de gran dificultad, en una combinación que extrañamente funciona a la perfección. 

Los aspectos visuales de este título están estructurados de tal forma que den un resultado orgánico, acercándolo al material de referencia pero dandole a este su propio giro.

Cuando el jugador domina sus mecánicas y  se mueve con fluidez por sus niveles, Cuphead avanza como caricatura animada, y se convierte en un maravilloso espectáculo. 

nnkremastered_5_1560251461.png

A favor de mantener esta nota corta, o quizás menos extensa, debo contenerme de explayarme sobre otras incontables obras que han sabido captar mi atención, desde indies como Journey hasta colosos como The Legend of Zelda: Wind Waker. Aunque estoy abierto a escuchar recomendaciones y anécdotas sobre el tema, potencialmente detonando una segunda publicación, esta vez con la participación de los lectores. 

Más allá de elogiar y analizar los puntos claves de estos tres ejemplos, espero que este artículo sirva para que como jugadores sigamos incentivando propuestas artísticas únicas, premiando a los estudios y distribuidoras que se atrevan a ofrecernos estilos visuales nunca antes imaginados. 

 

Agradecemos a la gente de Bandai Namco, que nos otorgó el código de review que disparó este articulo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s