No puedo estar más alegre que en los momentos previos a los inicios de una nueva generación, porque tienes a las dos compañías más importantes de la industria, pujando por todo, por el diseño de su hardware, por el precio, por los juegos y además la lucha que se genera en los foros. Pero, más allá de eso, tienes esos “pequeños momentos” dónde ves cómo serán los juegos de nueva generación. Ya sabemos que a medida que avanzan las generaciones, el salto gráfico comienza a quedar relegado a un segundo plano, pero tienes otros aspectos que comienzan a destacar.

Esta nueva generación no será un salto enorme en lo gráfico, pero de seguro tendremos mundos más grandes y profundos. Lo cual es un punto a favor dado que quizás no tengamos tantos juegos de mundo abierto con actividades clónicas e historias que se difuminan por problemas de mecánica. Pero todo esto es jugar al oráculo y tampoco me quiero alejar del objetivo del artículo.

La guerra está declarada desde hace unos meses, Playstation y Xbox están luchando por ganar el inicio de la generación, por conquistar a los early adopters. No quiero decir que están luchando por “ganar la generación”, porque eso es algo más a largo plazo y, evidentemente, las ventas iniciales son las que van a definir las políticas de ambas compañías por el resto de la “next gen”.

ps5-group-hardware-image-block-01-en-11jun20

Xbox ha venido con una ventaja importante, dado que ha mostrado su Xbox Series X, nos ha hablado de especificaciones, nos ha hablado de catálogo, mientras que Sony decidía ser más austera en su anuncio: mencionando a la consola, presentando el mando y luego, finalmente, dando el golpe de la mesa mostrando, no una, sino dos versiones de la consola y juegos.

Después podemos hablar sobre si los juegos presentados en el evento de Sony son vende consolas o no. El que más me ha dejado loquillo es ese “Spider-Man: Miles Morales” pero todo apunta  a que es más un producto “a pedido” para tener pronto rápido para el inicio de la generación que un verdadero “Spider-Man 2”.

El golpe más grande sobre la mesa, durante el evento, ha sido el anuncio de una edición digital de Playstation 5 que puede dar lugar a diferentes teorías. Que la edición normal de la consola será más cara que su antecesora de lanzamiento, que es una forma, simplemente, de ofrecer una opción más barata en tiempos de coronavirus, en medio de una crisis económica o bien, podemos quedarnos con la justificación de Sony: “hay una edición digital por el aumento de las ventas digitales”. Lo importante aquí es que Sony se ha puesto a la delantera con el anuncio de esta edición digital y entonces tenemos que preguntarnos: ¿qué debe hacer Microsoft?

En cuestión de semanas, Xbox hará un evento enfocado en su consola de nueva generación, dónde nos mostrará el poderío tecnológico de la consola más potente del mercado. Esto último, dicho por ellos, no por mí.  Y aquí es cuando se disparan las preguntas: ¿cuántos juegos first party se mostrarán? ¿Los third party exprimirán el hardware de la consola? Pero lo más importante: ¿puede Microsoft captar la atención de los early adopters solamente mostrando el músculo de su nuevo hardware?

227b0200-41db-457b-a8f2-db3ba8aa6283

Esa última pregunta, señores, es la que más me gusta. No creo que Xbox pueda ponerse en la delantera de esta carrera tecnológica que, por momentos, me recuerda a la Guerra Fría, simplemente mostrándonos lo genial que se ve Halo Infinite, el nuevo Forza Motorsport o cualquiera de las propiedades intelectuales, sean first o third, que vayan a mostrar.

El anuncio de la versión Lockhart de la consola, en el próximo evento, esa opción sin lectora, no debería ser una simple teoría, sino un hecho. Microsoft debe mover las piezas y presentar su serie sin lectora de Blu Ray pero, además, si quiere volver a ponerse en la delantera, tiene que presentar el precio de ambas versiones, un precio que ponga en aprietos a la mismísima Sony.

No es lo mismo mostrar una consola y sus juegos con un precio competitivo de fondo, que enseñar un hardware y su software brindado declaraciones en las que se menciona que el precio de la consola estará relacionada con el valor, dos conceptos distintos pero que dan lugar a teorizar de que Playstation 5 quizás no sea tan accesible ni en su edición normal, ni digital.

Al fin y al cabo, lo que define las ventas en un inicio de generación son los precios, los números pueden más que una nueva entrega de Gears, Spider-Man y que un remake de Demon Souls. Ya lo vimos en la época de Playstation 3, dónde Sony sentenció que la generación comenzaba cuando ellos lo decían, pero cuando anunciaron el precio, confirmaron que lo cierto es que la generación había empezado mucho antes con Xbox 360.

Hoy tenemos dos compañías luchando en igualdad de condiciones. Playstation con un catálogo de videojuegos first party, realmente, superlativo, y una Microsoft que ha pegado fuerte con su servicio Game Pass y que parece querer ponerse a tono en lo que refiere al desarrollo de videojuegos internos.

La guerra está declarada. ¿Quién ganará al comienzo? En mi opinión, la compañía que anuncie primero un precio que ponga entre la espada y la pared a la otra.

Imágenes extraídas de las páginas oficiales de ambas compañías. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s