Desde hace un tiempo pensar en indies no es algo que me mate de emoción. No tanto porque sea un tipo de juegos que no me llame la atención, sino que porque cada vez hay más de estos títulos y junto con eso también es fácil encontrarse con productos de dudosa calidad. Entre tanto molido a veces uno tiene suerte y se encuentra con una joyita escondida, tal es el caso de CrossCode.

Qué es CrossCode

CrossCode es un Action RPG que se desarrolla, tal como en la saga de Sword Art Online, dentro de un MMO llamado CrossWorlds, y que está claramente inspirado en la época de la SNES, tomando como base RPG clásicos como Chrono Trigger, pero también muchos elementos de The Legend of Zelda, encontrándonos así con un título cuyos elementos van desde lo más típico como subir de nivel y desbloquear habilidades, hasta estar frente a mazmorras y puzzles bastante desafiantes, y que se encontrarán presentes durante el desarrollo de toda la aventura.

En CrossCode tomaremos el control de Lea, un avatar dentro del MMO que por razones que obviamente no mencionaré, se encuentra atrapada dentro del mundo virtual. Es nuestra misión ayudarla a encontrar la verdad tras su situación y junto a otros jugadores de CrossWorlds resolver los misterios que este título tiene para ofrecernos, y volver a la realidad.

Un RPG clásico

CrossCode es un RPG tan clásico como podríamos llegar a desear. Es tan clásico que quizá su único y gran problema está en su inicio y puesta en marcha. Como casi todo juego dentro del género, su inicio es bastante lento. De hecho es tan lento que las dos a tres primeras horas de juego se van en tutoriales, presentación de personajes, presentación del conflicto, etc, y seamos sinceros, es bastante aburrido. Lo bueno es que una vez superamos esa primera y única piedra, es fácil entender por qué era tan necesario, ya que termina siendo un tutorial que no solo es útil para el inicio, sino que para todo el juego en general. De ahí en adelante el juego solo mejora y me hizo sentir que ese inicio aburrido valió totalmente la espera.

Dejando a un lado la parte negativa, CrossCode cuenta con todos los elementos clásicos de un RPG. Nuestro personaje sube de nivel, hay una gran cantidad de quests, equipo, consumibles y un gran árbol de habilidades que se divide en 5 elementos: neutral, fuego, hielo, viento y electricidad, mediante los cuales podemos mejorar las estadísticas de Lea, además de desbloquear habilidades ofensivas y defensivas.

Además de lo anterior, también está muy presente el tema de la exploración, ya que dentro de CrossWorlds podremos acceder a distintas regiones, todas muy variadas, en las cuales será necesario investigar bien cada rincón para poder acceder a ese tesoro escondido, o a ese enemigo específico de una quest, resolver pequeños puzzles para tener acceso a otras áreas e incluso superar algunos retos más plataformeros.

Combate gratificante

En cuanto al combate, claramente es un elemento clave dentro del título, sobre todo porque estamos frente a un Action y no a un juego por turnos. Las batallas en general tienen buen ritmo y son bastante rápidas, y se basa tanto en ataques a corta como a larga distancia, a la explotación de debilidades y el uso de elementos.

Habrá enemigos a los cuales podremos enfrentar según más nos acomode, eligiendo el combate cuerpo a cuerpo si nos sentimos seguros u optando por un acercamiento más defensivo y a distancia si creemos que es necesario. Sin embargo, también habrá enemigos que nos obligarán a luchar de una determinada manera para romper su defensa y recién poder hacer daño.

En ese sentido, no todo lo podremos resolver machacando botones, y habrá ocasiones en las que tendremos que atacar desde atrás o en el momento indicado, en otras será más efectivo esquivar como también podría serlo simplemente defender.

Va a ser necesario aprender algunos patrones y conocer los puntos débiles de los enemigos, tanto respecto a la forma de atacar como también a las debilidades elementales, que cabe mencionar, tienen la característica de no permitirnos atacar a lo loco con ellos, ya que nuestro personaje podría “sobrecalentarse”, obligándonos a decidir cuando atacar de forma neutral o cuando con algún elemento específico.

Puzzles desafiantes

Los puzzles por momentos se roban todo el protagonismo dentro del juego, y podrían llegar a ser un poco frustrares si no se examinan bien. En general nos vamos a encontrar con estos quebraderos de cabeza dentro de las mazmorras, aunque también van a estar presentes en las áreas abiertas y ciudades, aunque con menor dificultad.

En ocasiones los puzzles van a ser tan simples como acomodar ciertas piezas y realizar un disparo para que nuestro ataque llegue de un lugar a otro, pero en otras tendremos que avanzar junto con el puzzle, ocupar otros elementos, saltar, congelar un área, golpear algo en el momento preciso, etc

Algunos de estos desafíos a primera vista parecen imposibles, pero cuando uno los analiza con detención en realidad no lo son [tanto] y solo hay que tener un poco de paciencia y poner en práctica la prueba y error.

De todas maneras, cabe mencionar que el juego viene con la opción incorporada de modificar la dificultad tanto de los enemigos, como del daño recibido y la velocidad de estos puzzles, en caso de que se vuelvan imposibles y nos impidan disfrutar de la experiencia en su totalidad.

Gran construcción de mundo

Como mencioné en un comienzo, CrossCode se desarrolla dentro de un MMO llamado CrossWorlds. Y en este punto donde el título también destaca mucho. Es cierto que este concepto se ha visto antes en títulos como Sword Art Online, pero creo que en este caso está mucho mejor desarrollado.

Pequeños detalles como las animaciones cuando iniciamos la partida, las invitaciones a party y las mismas conversaciones que se van dando a medida que jugamos nos entregan una real sensación de estar dentro de un MMO. Además de que el mundo se ve realmente vivo, encontrándonos con NPC corriendo de un lado a otro, descansado en algún lugar, ‘chateando’ entre ellos o sufriendo porque no pueden avanzar, hay algo muy difícil, etc.

Sumemos a eso que el juego, dentro de las limitaciones de la historia, nos da la opción de unirnos a una guild, hacer quests en conjunto, carreras de dungeons e incluso un par de raids en la que participan todos los integrantes, entregándonos realmente un mundo muy vivo y similar a lo que sería jugar un MMO.

Para finalizar

Es difícil encontrar puntos bajos en este juego, y sin lugar a dudas, el único y muy notorio es su comienzo. Creo que sería fácil dropearlo por el solo hecho de comenzar muy lentamente, pero les aseguro que saliendo de ese cacho el juego se encarga de demostrarte que realmente lo vale.

La música, combate, historia y sus personajes están todos muy bien trabajados y se nota desde el primer momento que es un juego hecho con mucho cariño, que te toma de la mano y lleva directo hacia la nostalgia, siendo capaz de recordarnos a los clásicos, pero sin sentirse como un juego viejo, y muy por el contrario, bastante fresco y novedoso.

Este juego ha sido analizado gracias a un código de descarga proporcionado por Radical Fish Games para PlayStation 4.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s