Análisis de Hidden Dragon Legend – PS4

Si son de esas personas que rondan la PlayStation Store y su sección de ofertas con relativa frecuencia es muy probable que hayan visto títulos tales como Weeping Doll, Dying Reborn y Light Tracer; todos estos son desarrollados por Oasis Games, un estudio localizado en China, un país que, en el ámbito del entretenimiento digital tiene una reputación pantanosa, dado que muchas de sus propuestas entran en las siguientes categorías: juegos para iOS y Android centrados en sacar la mayor cantidad de dinero posible por medio de microtransacciones injustas, trabajos peligrosamente cercanos al plagio y con herramientas, animaciones o modelos robados de otros juegos más populares (Arena of Legends, League of Angels, Heroes of Warfare). Y finalmente, juegos con una calidad técnica tan miserable, que parece que fueron creados en una computadora con Windows ME.

Análisis e impresiones PS4